Utilizamos cookies propias y de terceros para mejorar la experiencia del usuario a través de su navegación. Si continúas navegando aceptas su uso.



 Me presento, mi nombre es Victor, y soy miembro del equipo Quantgemfx, y al igual que Pablo Vargas, mi función es analizar el mercado para obtener señales, así como estar siempre buscando mejoras que podamos introducir en nuestra estrategia.

 
  
Comencé en este mundo de los mercados financieros hará unos seis años, cuando adquirí un EA (expert advisor) llamado Fap Turbo, del cual vi en la web que lo adquirí, maravillosos retornos, que yo podría obtener con una buena configuración.
 
Imagino que de una forma parecida empezamos todos, y que no fui ni el primero ni seré el último en caer en este tipo de engaños tan habituales por la red. En la web donde adquirí este EA, me explicaron que con un capital de 500€, podría obtener rentabilidades hasta del 40% al mes en automático, y yo caí. Compré el EA por 100€ desde su enlace de referido, y ya no volví a saber de esa persona que me lo recomendó. Estuve dos o tres meses haciendo pruebas con distintas configuraciones y mi pc 24h encendido sin ningún resultado parecido al que me prometieron: mi gozo en un pozo.
 
 Por mi cabeza pasaron miles de ideas, pero decidí no rendirme y comencé a aprender por mi cuenta. Por suerte, los cursos abundaban, y un conocido me pasó uno valorado en 400€ y comencé a estudiar velas japonesas y sus patrones principales, así como indicadores de volumen, osciladores, tendencias… En ese momento, comencé a darme cuenta de que me gustaba este mundo de los mercados, ya que inicialmente me acerqué más bien atraído por el dinero fácil que podía generarme un EA de 100€ ejej.
 

Empecé a verlo todo de color de rosa, como si el mercado fuese muy predecible y ganar fuese fácil si aplicaba mis conocimientos adquiridos, así que estuve un mes con mi cuenta demo y como no, esa cuenta en un mes paso de 1000 a 20 mil euros¡¡¡¡

Podéis imaginar el subidón de ego que tuve en ese momento, y como ya me creía imbatible, y a la altura de cualquier profesional de las finanzas, así que me lancé a operar en real con el bróker XM en el que metí 600€ y me puse a hacer scalping en petróleo en gráficos de un minuto. Subí a 1500€ el primer mes, con una media de 8h diarias frente a las pantallas, pero a mediados del segundo mes, llegó mi desdicha al perder la cuenta. ¿Cómo pudo pasarme eso?

Tantas horas dedicadas el primer mes, convencido de que nada me frenaría y que podría llegar a tener mi sueldo mensual con el mercado forex, 600€ y varios meses de pruebas, y resulta que el mercado acababa de ponerme en la parrilla de salida otra vez.

Después de aquello y en los siguientes 3 años, estuve dedicado a estudiar análisis técnico, saltando de un indicador a otro y de un sistema milagroso a otro, sin que ninguno hiciese milagros conmigo. Incluso descubrí que había empresas que ofrecían señales, y contraté señales para el mercado de divisas, así como con otras empresas también empecé a contratar paquetes de señales en opciones binarias. Imagino que como la mayoría empezamos, vamos saltando de flor en flor intentando recolectar néctar para crear nuestra miel, y prácticamente nos dedicamos a acumular horas y más horas de dedicación que no siempre dan sus frutos.

Al final de aquella etapa en tierra de nadie, un conocido me comentó por primera vez un tipo de análisis que hasta ese momento había sido totalmente desconocido para mí: análisis cuantitativo. Me dio a conocer una página de Facebook que se llamaba “aclaraciones de Matlab”, y sinceramente me sorprendió lo que vi, e inmediatamente compartí este descubrimiento con mi compañero Pablo Vargas, quién por aquel entonces, comenzaba a ser mi confidente cada vez que descubría algo nuevo sobre el tema. Ambos comenzamos a indagar sobre análisis cuantitativo. A Pablo se le dio mejor que a mí la primera etapa de acercamiento al análisis cuantitativo, y él fue ayudándome para que no me quedase atrás, y los dos comenzamos a hacer pruebas, consultas, e indagar cada vez más y más. Pablo tuvo la fortuna de poder aprender directamente de verdaderos maestros en la materia, que hoy en dia tienen su fondo en USA, y el me fue mostrando sus conocimientos para que entre los dos los desarrollasemos, ya que nos dieron la base y nosotros nos partimos la cabeza con el resto.

 Los resultados que nos arrojaban nuestros test, fueron sorprendentes, pero de aquellas tardábamos una eternidad en sacar los más de 20 pares que analizamos ahora. La siguiente etapa fue en la que pudimos semiautomatizar el sistema que creamos, y lo que antes nos llevaba más de una hora en analizar, ahora nos lleva solo unos 10 minutos.

Pero el camino no terminó ahí, ya que eso solo fue el comienzo y actualmente seguimos formándonos para mejorar lo que estamos consiguiendo. Estamos estudiando modelos macroeconómicos, e intentando comprender mejor cómo funcionan y que ventajas podemos obtener al operar cointegraciones y pares híbridos. Cada día, Pablo Vargas y yo, nos reunimos 3-4h simplemente para ver la manera de seguir mejorando el sistema, haciendo pruebas a datos históricos e intentando encontrar fallos para seguir reduciendo el riesgo sin perjudicar al retorno.

 Soy la persona más negativa del equipo Quantgemfx, y la que necesita tenerlo todo bajo control, y eso hace que antes de meter una modificación al sistema, esté más que probada. Eso lo hago para no bajar la guardia y ahorrarme sorpresas, ya que, si hemos pensado en todo lo que puede salir mal, también tendremos en mente soluciones en caso de que realmente ocurran situaciones no deseadas.

No quiero alargar más mi primera entrada en el blog, y espero que esta sea la primera de muchas más. Quiero dar las gracias a todos nuestros seguidores, ya que, sin vosotros, este proyecto no sería posible.

Escrito por Víctor Álvarez Vallejo

Pin It